Terminaciones Superficiales

Proceso de Lijado.
Mecánico - Manual.
Proceso de Pulido.
Manual.
A máquina.
Por llama.
Con solvente.

PROCESO DE LIJADO Y PULIDO.
Una de las mejores propiedades del acrílico es su superficie brillante con calidad óptica.
La facilidad de maquinado, como si fuese una madera, lo hace un material indiscutible para un sinnúmero de aplicaciones; sin embargo, ante determinados agentes y uso incorrecto puede eventualmente rayarse.
Otra gran ventaja del acrílico, que lo diferencia notablemente de productos alternativos es la posibilidad de poder eliminar las imperfecciones de la superficie con simples procesos de fijado y pulido.
Estos procesos son económicos y efectivos y pueden repetirse varias veces, obteniendo la calidad de superficie original.

LIJADO MECÁNICO:  
  Generalmente se utiliza este sistema para el alisado de los bordes luego de cortar las piezas.

Se tratará la superficie con lijado hasta obtener un acabado uniforme y mate.
La calidad del lijado dependerá de la calidad de la lija que se utilice: mientras más fino sea el grano, más fino será el acabado.
Si las marcas sobre la superficie de la plancha son realmente profundas, deberá comenzarse con lija tipo 180 y 320 para continuar con otra 400 y 600, lubricadas con agua, con las que se obtendrá una superficie uniforme, mate y libre de toda marca.
Es importante puntualizar que no deberá ejercerse sobre la pieza mucha presión, pues puede sobrecalentarse en exceso; la práctica le dará al operario la experiencia en cuanto a la presión a aplicar y la velocidad con la que debe hacerse el trabajo, muy simple por cierto.
La velocidad recomendada para discos abrasivos de 25 cm de diámetro es 3.000 rpm. Y para discos de mayor diámetro debe ser del orden de las 1.500 rpm. Para lijadoras de banda se recomiendan velocidades de 3.000 m por minuto.

LIJADO MANUAL:
Para lijar a mano se aplican técnicas similares al trabajo con madera.
Para la eliminación de marcas, debemos asegurarnos que el lijado abarque una área mayor a la de las marcas, para evitar asé posibles distorsiones ópticas.
Se deberá trabajar con movimientos circulares, presionando ligeramente y lubricando con agua.
Se recuerda observar la limpieza de la superficie para que ninguna partícula o viruta quede atrapada debajo de la lija, pues podría empeorar la tarea.
Para lograr un lijado plano, debemos envolver el papel de lija alrededor de un trozo de madera o corcho, de lados perfectamente planos.
Al igual que en el proceso mecánico se deberá ir cambiando progresivamente el grano del papel de lija; es necesario el lavado luego de cada operación, para eliminación de restos de material abrasivo y la corretea lectura de la zona deteriorada.
Este proceso se realizará luego de un lijado cuidadoso o en presencia de marcas muy superficiales. Podemos identificar 4 métodos para realizar esta operación.

PULIDO MANUAL:  

Con la utilización de pastas de pulir, gruesa en una primera etapa y luego fina -estándar de mercado, similares a las utilizadas para automóviles, y con paños de telas suaves, se procederá de la siguiente manera:

Con movimientos circulares alrededor de la zona a pulir, con firmeza y cambiando la dirección frecuentemente se logrará restaurar la superficie, obteniendo el brillo original de la pieza de acrílico.

PULIDO A MÁQUINA:

Luego del alisado por lijado se puede realizar esta operación con pulidoras mecánicas, éstas con paños de 15 cm de diámetro y velocidades de rotación del orden de las 1.400 rpm.
No se recomiendan altas velocidades para evitar posibles recalentamientos de la superficie.
Este proceso debe tener un buen equilibrio entre la velocidad del paño pulidor y la presión aplicada.
Las pastas de pulir son las mismas que se utilizan en el pulido manual.
Para el pulido de ventana en la industria aeronáutica, se han desarrollado mesas de trabajo con dispositivos de rotación y traslado del paño pulidor, como también la posibilidad de programar por computadora la presión a aplicar y el tiempo a utilizar, optimizando los tiempos y costos del proceso en un 20/30%.

PULIDO POR LLAMA:

En zonas difíciles de alcanzar por el proceso tradicional, el pulido a la llama cobra importancia, pero no es muy recomendable debido a la propensión a ocasionar grietas, que quizá se manifiestan después de algún tiempo.
El equipamiento necesario es un soplete de graduación muy precisa; ésta deberá tener entre 15 y 20 cm de largo, dependiendo el ancho del espesor del material a pulir.
Se recomienda una llama oxídrica que no dejará residuos carbonosos, las oxiacetilénicas ocasionarán un amarilleamiento de la zona.
Se deberá colocar el acrílico entre dos barras de acero en ambos lados de la zona a pulir.
La velocidad de avance del soplete es aproximadamente de 6 m por minuto.
El proceso no requiere acciones posteriores; si el pulido no es bueno, se deberá revisar la calidad de la llama y la velocidad de avance.

PULIDO CON SOLVENTE:
Para piezas extremadamente complejas, de superficies con grabados prismáticos para iluminación, por ejemplo, se debe utilizar este proceso.Debemos recordar que este proceso implica riesgos de agrietamiento y blanqueo (defectos que se detectarán un tiempo después); aun así, es usado y perfeccionado para minimizar las fallas.
La técnica consiste en sumergir el objeto a pulir que se encuentra previamente calentado a 80° C, para eliminar la humedad de su superficie, posibles tensiones residuales del maquinado y prevenir la condensación posible por la inmersión dentro del tricloroetileno.
La inmersión debe ser precisa en tiempo, entre 3 y 4 segundos, para permitir el correcto pulido sin riesgos de reblandecimiento.Luego, al extraer el elemento, se lo debe colocar inmediatamente en un horno a 80° C por un lapso de 5 horas; luego se apagará el horno y cuando la temperatura llegue a 40° C, la pieza puede ser removida.
Es importante mencionar los riesgos para la salud que supone el trabajo con solventes como el tricloroetileno. Se deberán seguir en forma rigurosa las indicaciones de los proveedores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Terminaciones Superficiales


EGOX S.R.L. | Acrilicos - Señalizacion Av. San Martín 466 - (B1672AAB) - Villa Lynch - San Martín | Prov. de Buenos Aires - República Argentina
(54+11) 4754-8800 (54+11) 4754-8080    www.egox.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne