Procesado Corte

Procesado: Consideraciones Generales.
Corte con lezna o buril.
Corte con sierras.
Sierras continuas.
Sierras circulares.
Corte con maquinaria no convencional.
Corte láser.
Corte con agua a presión.

PROCESADO.
El acrílico es un material muy fácil y agradable al trabajarlo, es uniforme y consistente y no presenta vetas u orientación.
El maquinado puede realizarse con las mismas herramientas con que se trabajan la madera o el metal, mecánicas y manuales.

Se deben tener en cuenta las protecciones normales para la seguridad de los operarios; es deseable contar con extractores para la eliminación del polvo y la viruta de la zona de trabajo.
Contando con las herramientas de corte debidamente afiladas, se debe evitar el recalentamiento para impedir que se pegue a la superficie de éstas.
Un buen método de enfriamiento es el aire comprimido dirigido a la zona de trabajo; además, se debe eliminar la viruta.
Como para el procesado de cualquier otro material se deberá prestar atención a la forma de fijación, que deberá ser firme para evitar roturas.

CORTE.
Existen distintos tipos de corte, aquí enunciaremos siete de estos tipos.

 
CORTE CON LEZNA O BURIL:

Las láminas delgadas pueden ser cortadas en forma similar al vidrio (existen en el mercado cutters o navajas para cortar materiales), mediante una incisión en la plancha realizada con firmeza.
Si fuese necesario se puede repasar varias veces, hasta alcanzar una profundidad igual a la mitad del espesor de ésta.
Luego se coloca sobresaliendo de la mesa de trabajo, la parte a desprender y se presiona firmemente sobre ésta.
Este método no es aconsejable para placas gruesas o para cortes muy largos.

CORTE CON SIERRAS:

El mejor método para aserrar acrílico consiste en utilizar sierras de alta velocidad, continuas o circulares.
Las primeras disipan la temperatura de fricción y dan más libertad para el corte; en cambio, para tiras y bordes rectos son más adecuadas las circulares.
Los tipos de sierra son similares a los empleados en la industria maderera; pueden ser de acero rápido, acero al carbono o sierras de widia.
Las de acero rápido y carbono se emplean en espesores finos, hasta 5 mm, y las de widia son las más aconsejables para espesores gruesos.
Su facetado y ángulo de corte ayudan a la descarga del material. Estas ocasionan un mayor desperdicio que con otros tipos de sierras.

SIERRAS CONTINUAS:
Las hojas de estas sierras son iguales a las usadas para metales livianos, tienen entre 9 y 10 dientes por cada 25,4 mm y la velocidad apropiada es de 3.000 rpm o más.

Las guías de la sierra deben mantenerse lo más cercanas posibles, para así reducir la tendencia de la hoja a torcerse.
Esto nos dará un corte más seguro y las hojas durarán más.

SIERRAS CIRCULARES:
Para trabajos en general, se aconsejan sierras con hojas de acero rápido y afiladas a máquina.
Deberá girar aproximadamente a 4.000 rpm, y para una hoja de 25 cm de diámetro esto equivale a una velocidad periférica de 3000 m. por minuto.
Las sierras de acero rápidas de 25 cm de diámetro tienen alrededor de 220 dientes. La potencia será del orden de los 3/4 HP, para evitar disminuciones de velocidad durante el corte.
La potencia dependerá del espesor a cortar: por ejemplo, en planchas de 100 mm será necesario 5 HP La alimentación será ajustada de tal manera que no haya tendencia al astillamiento.

CORTE CON MAQUINARIA NO CONVENCIONAL:
Actualmente existen métodos de corte sin generación de rebabas. Estos métodos resultan muy eficientes, ya que el material no sufre calentamiento por fricción y además la superficie no necesita operaciones de lijado.

CORTE LÁSER:
El corte con láser es una técnica ya usada por algunos sectores industriales y tiene como características principales:

  • Alta precisión de corte.
  • Flexibilidad de manufactura.
  • Reducción de costos.
  • Posibilidad de cortes no rectos.

 

Con el dispositivo láser es posible cortar, soldar y desbastar superficies de hasta 30 mm de espesor, debido a que la energía se concentra en un solo punto y la generación de calor se puede limitar a una zona mínima, con lo cual no se obtiene deformación por calor ni cambios estructurales en el material. Se obtienen cortes finos con cantos precisos, lo cual es muy recomendable para piezas de acrílico con formas muy complejas.

CORTE CON AGUA A PRESIÓN:
El sistema abrasivo de agua a presión elimina muchos de los problemas asociados con la maquinaria y operaciones de corte convencional.
Usando una combinación de agua altamente presurizada y materiales abrasivos, como el polvo de sílice, el corte con agua no produce calentamiento y deja un perfecto acabado superficial.
Las ventajas que ofrece este sistema de corte en el acrílico son: la eliminación de distorsión por calentamiento, se puede cortar en cualquier ángulo, elimina operaciones secundarias de lijado y pulido y se reduce el material de desperdicio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Procesado _ Corte - Acrilicos Egox


EGOX S.R.L. | Acrilicos - Señalizacion Av. San Martín 466 - (B1672AAB) - Villa Lynch - San Martín | Prov. de Buenos Aires - República Argentina
(54+11) 4754-8800 (54+11) 4754-8080    www.egox.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne